• Inscripción online
  • Inscripción cerrada
  • Boletín Informativo
  • Inscripción online
  • Inscripciones online
Previous Next

Ver fotos del evento

La tercera entrega del Ciclo de Cine Judicial 2017, se llevó a cabo el 17 de mayo en el salón La Misión del Centro de Capacitación, con la proyección del filme La decisión más difícil, estrenada en 2009, dirigida por Nick Cassavetes y protagonizada por Cameron Diaz, Alec Baldwin, Abigail Breslin, Jason Patric y Sofia Vassilieva.

Finalizada la proyección y con la Dra. Griselda Barrionuevo Mántaras, Vocal de Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, de Familia y Tributaria. Como moderadora, se inició el debate con los interrogantes que surgen cuando existe colisión de derechos, especialmente cuando se trata de menores, como en este caso el rol que debería desempeñar el abogado del niño. Se señaló que es muy frecuente que los abogados de menores, tengan el punto de vista del adulto y muchas veces no se los escucha, no se les requiere opinión sobre el caso que los involucra.

También en medio del debate, se puso de manifiesto la necesidad de promover capacitaciones sobre cómo actuar ante situaciones específicas que enfrenten niños, niñas y/o adolescentes y se destacó también la importancia de la utilización del cine como herramienta para promover la concientización y discusión sobre la justicia.

En esta edición se contó con la participación de Defensores Oficiales, docentes de la la carrera de Abogacía de la Universidad Católica de Salta y especialmente, cadetes de la Escuela Superior de Policía.

La sinopsis del filme señala:

La vida que llevan Sara y Brian Fitzgerald junto a sus hijos se ve alterada por completo cuando se enteran de que la menor, Kate, tiene leucemia. La única esperanza reside en que los padres quieran concebir a otra niña para salvar la vida de Kate. Muchos rechazan esta decisión desde el punto de vista moral y ético, para los Fitzgerald no hay elección, sólo hacer lo que sea para que Kate siga con vida. Hacer lo imposible significa concebir a Anna. Kate y Anna comparten un lazo más estrecho que el que tienen los hermanos comunes. Durante su tierna infancia, ambas hermanas se someten a procedimientos médicos y pasan mucho tiempo en los hospitales. Hasta que Anna, quien tiene ahora 11 años, dice que no. Anna contrata a un abogado e inicia un caso judicial que divide a la familia y que deja a Kate en manos del destino.